El secreto del refresco de cola y los Mentos

Un experimento casero fácil y divertido es el clásico de poner Mentos dentro un un refresco de cola (edición light es mejor) y ver como la botella parece explotar conforme le aumentamos más y más mentas, pero ¿Cómo funciona?

El refresco es básicamente agua, azúcar y dióxido de carbono, que es lo que provoca las burbujas en el líquido.
Si agitamos una botella cerrada de refresco, y la abrimos, provocamos que el gas se libere, arrastrando con él parte del líquido, al igual que si introducimos un objeto en la soda, veremos que las burbujas se adhieren a su superficie. Si añadimos sal a la soda, el efecto será más violento, ya que las burbujas se formarán en cada granito de sal.
Las moléculas de agua se atraen uniéndose fuertemente entre ellas, y forman una capa en cada burbuja de dióxido de carbono. Para que se forme una nueva burbuja, o se expanda alguna ya formada, se necesita que las moléculas se separen entre ellas, o lo que es lo mismo, eliminar la tensión superficial del líquido.
Cuando echamos los Mentos en el refresco, la gelatina y la goma arábiga rompen esta tensión superficial, que disuelve las cadenas de enlace del agua, y permite la expansión de las burbujas. A su vez, cada menta tiene pequeños agujeritos que favorecen la formación de burbujitas.
Que el caramelo baje al fondo de la botella, y que la botella tenga una estrecha vía de escape, son las razones de que el gas y el líquido emanen en forma de geiser.

Posts relacionados que te pueden interesar

El secreto del refresco de cola y los Mentos El secreto del refresco de cola y los Mentos Reviewed by Marcos Rivas Rojas on sábado, agosto 08, 2009 Rating: 5